Hola a todos,en primer lugar deciros que soy receptora de óvulos y me gustaría contaros  nuestra experiencia por si a alguien puede servirle de apoyo.

En nuestro caso, postpusimos la paternidad primero por inestabilidad y luego por obligación (diversos avatares de la vida).

He de decir que yo casi siempre hice mis revisiones ginecológicas (importantísimo siempre) y aprovechando que habian surgido unos desarreglos en mis ciclos decidí acudir a mi revisión, el resultado me cayó como un jarro de agua fría,indicios de menopausia precoz………..no no puede ser, se equivocan, soy joven intentaré quedarme embaraza, me costará más pero lo conseguiré. Y así con ese pensamiento nos pusimos en ello, un mes tras otro y así  muchos meses (gravísimo error,una perdida de tiempo). Y de repente estábamos en la cuarentena y sin haber conseguido ser padres, ahí fue cuando se nos cayó la venda y decidimos que tendríamos que buscar ayuda.

En nuestro caso decidimos contar con la Dra. Marta Sánchez-Dehesa y su equipo; le expusimos nuestro problemas y tras unas sencillas pruebas ahí estaba el resultado, la crónica de una muerte anunciada; si queriamos ser padres deberíamos recurrir a ovodonación.

Y te vas a casa y maduras la idea,no vamos a tener un hijo que no es mío, que no va a tener mis ojos,que no se va a parecer a mi, y lloras de rabia y de impotencia,  y en realidad da igual el por qué, el problemas es el que es………pero tiene solución, no, no es lo que yo había imaginado a la hora de ser madre pero……. acaso alguna vez habias pensado que podrías tener ese problema?

En una de mis noches de insomnio y dándole vueltas al tema, me hice esta reflexión, si por desgracia estuviera enferma del corazón o del riñon y necesitase un transplante, si alguien lo donase, ¿diría que no? sólo porque no iba a ser igual que el resto de mis órganos, sólo porque en un principio no era mío  o diría que sí y decidiría seguir viviendo. Sin duda diría que sí. ¿Por qué decir que no a aceptar una pequeña célula que puede ser un todo para mí?.

Y así comenzamos el tratamiento, y no es fácil, empiezas con las hormonas, que te ponen el cuerpo del revés (aunque en mi caso lo esperaba peor) y no siempre funciona a la primera,y sufres y lloras y te decepcionas pero decides seguir adelante en tu camino,que es un poco más tortuoso que otros, pero es el que tienes que seguir y al final un día llega el +.

Y sigues con miedo, pero ya no a que no se parezca a ti, sino como cualquier embarazada a que todo se desarrolle bien y crezca en tu vientre sano y fuerte.

Y ahí estamos esperando que llegue el día y que la matrona nos presente a nuestro hijo y empezar a conocernos, porque por muy hijo tuyo biológico que sea, el primer día una madre y un hijo son dos desconocidos y se tienen que conocer y empezar una nueva vida.


SuPeRaDMiN

0 thoughts on “Testimonio de ovodonación”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Posts

Datos

Datos sobre la Infertilidad

En la entrada del blog de hoy, recopilamos los datos del año 2016 sobre infertilidad de los últimos estudios publicados por la Sociedad Americana de Medicina Reproductiva. Estos estudios, lanzan datos que aclaran algunas dudas Leer más...

Datos

DATOS SOBRE LA ENCUESTA DE FECUNDIDAD 2018

Hace unos meses salía publicada la encuesta de fecundidad que realiza el Instituto Nacional de Estadística. En dicha encuesta, se entrevistaba a mujeres y hombres de edades comprendidas entre 18 y 55 años. Los temas Leer más...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR