En la sociedad actual, la infertilidad relacionada con la edad es cada vez más común ya que, por diversas razones, muchas mujeres esperan hasta los 30 años para formar sus familias.

Es importante entender que la fertilidad disminuye con la edad de las mujeres debido a la disminución normal relacionada con la edad en la cantidad de óvulos que quedan en los ovarios.

La reserva ovárica disminuida por lo general está relacionada con la edad y se produce debido a la pérdida natural de los óvulos y a la disminución de la calidad media de los óvulos restantes. Sin embargo, las mujeres jóvenes pueden tener reservas ováricas reducidas debido a antecedentes familiares de menopausia prematura y las cirugías ováricas previas. Las mujeres fumadoras parecen experimentar la menopausia alrededor de un año antes que las no fumadoras.

A diferencia de los hombres, que continúan produciendo espermatozoides a largo de su vida, la mujer nace con todos los folículos que contienen óvulos en sus ovarios y no produce folículos nuevos durante su vida. Al nacer, una mujer tiene aproximadamente un millón de folículos. En la pubertad, esa cifra habrá disminuido a aproximadamente 300,000. De los folículos que quedan en la pubertad, solamente 300 serán ovulados durante los años reproductivos y el resto sufrirán un proceso de atresia.

Dado que las mujeres nacen con todos los folículos que tendrán en su vida, el grupo de folículos en espera se reducirá gradualmente. A medida que disminuye la reserva ovárica, los folículos se vuelven menos sensibles a la estimulación de la FSH, por lo que necesitan más estimulación para que un óvulo madure y ovule.

Se realizan exámenes médicos para evaluar la reserva ovárica, pero ninguno predice con fiabilidad la posibilidad de quedar embarazada, aunque si se pueden objetivar cambios relacionados con una disminución de la reserva ovárica como un bajo números de folículos antrales en ecografía vaginal o un bajo recuento de la hormona antimulleriana que es producida por los folículos restantes.

La mejor edad reproductiva de una mujer es cerca de los 20 años. La fertilidad disminuye gradualmente a partir de los 30 años, sobre todo después de los 35 años. Cada mes que lo intente, una mujer sana y fértil de 30 años de edad tiene una probabilidad del 20% de quedar embarazada.

A la edad de 40 años, la probabilidad de una mujer es inferior al 5% por ciclo.

Las mujeres no son fértiles hasta la menopausia. La edad promedio de la menopausia es a los 51 años, pero la mayoría de las mujeres se vuelven incapaces de lograr un embarazo con éxito alrededor de los 45 años. Estos porcentajes son válidos tanto para la concepción natural como para la concepción por medio de un tratamiento de fertilidad, incluida la fertilización in vitro (FIV).

Las mujeres además tienen más probabilidades de sufrir abortos espontáneos debido a que la calidad de los óvulos disminuye a medida que la cantidad de óvulos restantes disminuye. Estos cambios son más notables cuando la mujer alcanza la edad de 35 a 39 años. Por lo tanto, la edad de la mujer es la prueba más precisa de la calidad del óvulo. Un cambio importante en la calidad del óvulo es la frecuencia con la que se producen las anomalías genéticas denominadas aneuploidías.

A medida que una mujer envejece, cada vez más  óvulos tienen mayor o menor cantidad de cromosomas. Eso significa que, si se produce la fecundación, el embrión también tendrá una mayor o menor cantidad de cromosomas. La mayoría de las personas están familiarizadas con el síndrome de Down, un trastorno que se produce cuando el embrión tiene un cromosoma 21 de más. La mayoría de los embriones con cromosomas de más o de menos no resultan en un embarazo o resultan en un aborto espontáneo.

En general, la fertilidad comienza a disminuir entre los 26 a 34 años y cae más rápidamente después de los 35 años. Las mujeres que deciden postergar el embarazo hasta después de los 35 años de edad deben obtener información sobre las pruebas y los tratamientos o adecuados y deben ser realistas en cuanto a las posibilidades de éxito con la terapia de la infertilidad

Las mujeres que desean postergar la maternidad hasta fines de los treinta o principios de sus cuarenta años pueden considerar utilizar métodos de preservación de la fertilidad, como la congelación de óvulos para su uso posterior.

En los casos de baja reserva ovárica, por edad o por otros motivos, la ovodonación es la técnica de elección ofreciendo a nuestras pacientes un 70% de efectividad con una disminución de la tasa de abortos, ya que las donantes son menores de 30 años y su cantidad y calidad ovocitaria permiten realizar el proceso con éxito.


SuPeRaDMiN

0 thoughts on “Fertilidad y edad materna avanzada, ¿Hasta cuándo puedo ser madre?”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Posts

Consulta

Ansiedad en tiempo de coronavirus

Muchas personas ya sufrían ansiedad antes del confinamiento y de que la enfermedad del coronavirus apareciera. Pero para otras esta sensación es nueva, o ha ayudado a incrementarse debido a la situación que vivimos. Por Leer más...

Consulta

Cómo afrontar psicológicamente la espera de tratamiento tras Covid-19.

Actualmente, tenemos multitud de situaciones distintas: pacientes que iban a empezar un tratamiento de reproducción asistida, pacientes que iban a volver a intentarlo, etc. Para todos ellos, la situación actual a la que nos enfrentamos Leer más...

Consulta

Síndrome de ovario poliquístico: diagnóstico y tratamiento

El síndrome del ovario poliquístico (SOP) es la endocrinopatía más frecuente de las mujeres en edad reproductiva, con una incidencia del 6 al 21% , representando la forma más común de anovulación crónica. Su presencia Leer más...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR