En los últimos años el estudio del varón, en una pareja que llega a un centro de Reproducción, ha tomado mayor importancia. Como el 50% de dicha pareja, creemos que es vital un estudio y un diagnóstico eficaz.

En ocasiones, dicho diagnóstico, no es suficiente realizando el seminograma y se requieren técnicas especiales, tales como el FISH o la FRAGMENTACIÓN.

Como todas nuestras células, los espermatozoides tiene ADN en su núcleo. Este material genético es el que lleva la información que el padre va a traspasar a su descendencia.

El ADN consta de dos cadenas complementarias, enrolladas una sobre la otra, formando un «ovillo» compacto. Para que sea funcional y la información que contiene pueda ser leída, es necesario que esa estructura se mantenga estable. Con el test de Fragmentación estudiamos dicha integridad.

Cuando tenemos rotura en una de las cadenas, denominamos la fragmentación de cadena SENCILLA y cuando los cortes son en ambas cadenas, de cadena DOBLE.

Se ha visto que aquellos varones con una fragmentación de cadena sencilla, tienen más dificultad a la hora de conseguir un embarazo, la pareja puede tener abortos o fallos de implantación. Aunque es cierto, que el óvulo tiene mecanismo de reparación de dichas roturas (siempre y cuando el porcentaje, no sea excesivo). Se ha visto el los daños de cadena sencilla, están ligados al estrés oxidativo, por lo que un suplemento antioxidante o los cambios de vida/hábitos alimenticios, pueden ayudar a reducir esta fragmentación.

Por otro lado, las roturas de cadena doble, son más complejas y su origen, es meiótico (de  formación), el ovocito no es capaz de repararlas y las consecuencias reproductivas son más graves. Se asocia a fallos en tratamientos de Reproducción, cinéticas retrasadas en el desarrollo embrionario, abortos y esterilidades muy prolongadas en el tiempo.

Se puede contribuir a la reducción de espermatozoides dañados, suplementando la alimentación con Cúrcuma y Chía, que activan las rutas celulares de destrucción de espermatozoides dañados.

Para ambas alteraciones, en el laboratorio de Reproducción, se dispone de técnicas accesorias, que nos permiten eliminar un porcentaje de espermatozoides dañados, para posteriormente emplear los «seleccionados» en la fecundación de los óvulos. Mejorando así el pronóstico de nuestras pacientes.

Categories: Consulta

SuPeRaDMiN

0 thoughts on “Estudio del varón ampliado: fragmentación de espermatozoides”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Posts

Consulta

Miomas uterinos…¿Cómo afectan a la fertilidad?

Los miomas o leiomiomas uterinos son tumores benignos formados por masas de tejido muscular. Son bastante frecuentes, ya que afectan entre dos y cuatro de cada diez mujeres. Dependiendo del tipo de mioma la afectación en la Leer más...

Consulta

Cáncer de ovario: síntomas, diagnóstico y tratamiento

El cáncer epitelial de ovario es la cuarta causa de muerte por cáncer en la mujer y la etiología más frecuente de muerte por cáncer ginecológico en el mundo desarrollado. Alrededor del 80% de los Leer más...

Consulta

Síndrome de ovario poliquístico: diagnóstico y tratamiento

El síndrome del ovario poliquístico (SOP) es la endocrinopatía más frecuente de las mujeres en edad reproductiva, con una incidencia del 6 al 21% , representando la forma más común de anovulación crónica. Su presencia Leer más...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR